top-sky-02

Actualidad

4º Edición del informe Internacional Energy Efficiency Scorecard del American Council for an Energy-Efficient Economy (ACEEE)

13/07/2018

España se sitúa en la primera posición en el apartado de Edificación que aborda la eficiencia de las construcciones tanto residenciales como de uso terciario.

2018 International Energy Efficiency Scorecard

La cuarta edición del informe International Energy Efficiency Scorecard del American Council for an Energy-Efficient Economy (ACEEE) que examina y compara las políticas energéticas de 25 países del mundo, sitúa a España en la primera posición en el apartado de «Edificación», que aborda la eficiencia de las construcciones tanto residenciales como de uso terciario. En su conjunto, estos 25 países representaron en 2014 el 78% de toda la energía consumida y más del 80% del PIB mundial.

España que fue incluida en 2014 por primera vez en este informe y que ocupó la quinta plaza en la categoría de «Edificación» en 2016, compartida con Canadá, ha pasado dos años después a ocupar la primera plaza, obteniendo 22 puntos de un máximo de 25. España ha sido elegida como la nación más eficiente, seguida de Francia, Inglaterra y Holanda con 21 puntos y Alemania con 20 puntos.

España obtiene la máxima puntuación, 5 puntos sobre 5 posibles, en los indicadores que evalúan el nivel de la reglamentación técnica energética sobre edificación. También obtiene una elevada puntuación en lo relativo a instalaciones, 4 sobre 5 en normativa y 2 sobre 2 en etiquetado.

El informe valora positivamente la política de rehabilitación en España y nos otorga una puntuación de 3 puntos sobre 4 posibles, solamente superada por Francia que alcanza los 4 puntos. En este mismo sentido ya se pronunciaba la Comisión Europea que valoró la «Estrategia a largo plazo para la rehabilitación energética en el sector de la edificación en España» (ERESEE 2014) como la mejor de los 27 países de la UE.

Por último, en lo relativo a intensidad energética, España obtiene 2,5 puntos sobre 3 posibles, la máxima puntuación, que es compartida con otros países europeos como Inglaterra, Holanda o Italia.

Según se destaca en el informe, España obtiene el primer lugar en la categoría de «Edificación», gracias a la baja intensidad energética de sus edificios y a su sólida Reglamentación sobre edificación, que incluye una amplia gama de exigencias técnicas, así como requisitos de eficiencia energética obligatorios para las intervenciones en edificación existente.

Actualmente, el Ministerio de Fomento tiene en información pública la nueva actualización del Documento Básico de Ahorro de Energía del Código Técnico de la Edificación, que supondrá un avance considerable en las exigencias reglamentarias de eficiencia energética de la edificación.